Comedor Escolar

Comedor Escolar

El comedor escolar desempeña una función nutricional y educativa importante, contribuye a la adquisición de hábitos alimentarios y es marco de socialización y convivencia.

Suministra los alimentos que el escolar necesita ingerir durante su estancia en la establecimiento.  Tiene, por esto, la responsabilidad de seleccionar, adquirir, transformar y proporcionar aquellos alimentos que reúnan las condiciones adecuadas para la alimentación infantil.

El Comedor garantiza que los alimentos que reciben los comensales se encuentran en condiciones óptimas para su consumo, dentro de lo que es un proceso de restauración colectiva.

Es decir, han sido bien seleccionados, han recibido el tratamiento de lavado y desinfección necesario, se han preparado y conservado a la temperatura óptima y se han servido y consumido dentro del período previsto para ello.

Junto a los docentes responsables de cada grupo, pretendemos:

  • Orientar a los alumnos en materia de educación para la salud.
  • Proporcionar a los alumnos la adquisición de hábitos sociales de correcta utilización y conservación de los enseres del comedor.
  • Organizar los turnos de comida.
  • Llevar a los niños al comedor.
  • Fomentar la educación en el tiempo libre bajo los principios de actividad, juego y creatividad.
  • Hacer que los niños dediquen, antes y después de las comidas, un tiempo al aseo personal.
  • Crear y mantener un ambiente agradable tanto durante el periodo de la comida como del tiempo libre.
  • Velar por una ambientación cuidada y esmerada del local del comedor.
  • Establecer un clima agradable y de confianza ante las diferentes necesidades y gustos del alumnado.
  • Inculcar al alumnado que asiste al comedor la necesidad de respetar el horario y las normas de convivencia establecidas.
  • Velar por el cumplimiento de las normas de Salud e Higiene.

Pequeñas Normas del Comedor:

  • Antes de comer es importante lavarme las manos.
  • Me siento correctamente con la espalda recta.
  • Es la comida la que debo llevar a la boca, no al revés.
  • No juego con el pan, evitando hacer bolitas.
  • Para tomar algunos alimentos puedo ayudarme con un trocito de pan.
  • Siempre como primer plato, segundo y postre.
  • Antes de beber me limpio con la servilleta.
  • No bebo si aún tengo comida en la boca.
  • No como con la boca abierta ni hablo con ella llena.
  • Cuando acabo de comer, no juego con los cubiertos.

A partir de 3º de Primaria:

  • Tomo correctamente los cubiertos: tanto el cuchillo como el tenedor se deben coger entre el pulgar y el índice, descansando  sobre el medio.
  • Cuando corto algún alimento, evito molestar a los compañeros.
  • Dejo el tenedor y el cuchillo juntos sobre el plato cuando termino de comer.
  • Debo prestar atención a los que se sienten en mi mesa.
  • No es correcto tratar de participar en la conversación de los comensales de otras mesas.