Recomendaciones del Equipo de Orientación Escolar a las familias.

Recomendaciones del Equipo de Orientación Escolar a las familias.

Queridas familias, alumnos y padres, nos acercamos desde el Equipo de Orientación Escolar, para compartir un espacio de reflexión en este tiempo tan inusual que estamos atravesando.

Sabemos que tal vez se haga difícil por momentos la convivencia en el encierro obligado de casa a tal punto que  pueden llegar a surgir sentimientos actitudes y pensamientos de mucha intensidad y hasta capaz inhabituales y difíciles de manejar.

La falta de espacio literal y temporal, ya que estamos todo el tiempo juntos en casa mama, papá, hermanos y hasta capaz algún abuelo hace que no se produzcan las situaciones esperables luego de todo un día fuera de casa. Extrañarnos, querer vernos para contarnos las novedades del día.  En estos días el tiempo corre lento, sin novedades y lo que al principio de la cuarentena parecía divertido hoy pudo haberse tornado en fastidio.  Y es aquí cuando aparecen la intolerancia, la ira, el enojo y el no soportarnos unos a otros. Lo que antes se solucionaba con una caminata, una visita a la plaza y una salida al gimnasio hoy se volvió imposible.

 

¿Cómo hacer para sobrevivir niños, adolescentes y adultos todos juntos en casa?

En primer lugar bajar la demanda, la exigencia.  No ser tan estrictos con situaciones que en otro momento sí lo serían. La falta de espacio hace que uno vea acotado su posibilidad de esparcimiento.  Desde nuestro espacio  siempre desaconsejamos el uso prolongado de pantallas pero hoy es el medio que nos permite seguir teniendo contacto social, saber cómo está el otro. Por lo tanto el pedido de dejen los teléfonos o corten un poco con las redes no sería tan apropiado para la ocasión. Deberíamos ser más flexibles. Es un momento en que la escuela se trasladó a casa.  Esto tal vez nos da la posibilidad de acompañarnos mutuamente en hacer los trabajos y actividades que nos piden.

En fin, el objetivo sería mentalizarnos  para ser más flexibles en todas las situaciones que vamos enfrentando a lo largo del día. Esto es algo que uno no piensa generalmente. Es espontaneo. Ahora sí deberíamos concentrarnos en no ser tan estrictos y estructurados. Tratar de que nuestra mente sea una plastilina. Parece difícil pero es cuestión de concentrarse.

Pensamos entonces, ofrecerles a modo de ejemplo, una rutina diaria para logar llevar a cabo y favorecer lo antes mencionado.  Como anticipamos esta rutina debe servir para organizarnos ante tanto tiempo libre durante el día  pero sin olvidar la plasticidad mental al desarrollarla. Para nada debe generar un monto de estrés.

Tener una rutina permite alcanzar una mayor y saludable organización familiar, calma ansiedades porque anticipa y organiza sobre todo a los más pequeños del hogar y en líneas generales, a cada integrante de la familia.

Los adultos de la familia son los responsables de planificarla y estimular al resto de la los integrantes  para que se lleven a cabo, con la flexibilidad  esperable ante las circunstancias particulares del contexto excepcional que nos encontramos transitando.

 

*Despertarnos entre las 8:00hs y las 9:00hs de la mañana. Desayunamos y aprovechamos para hacer cosas del colegio y del trabajo.

*Almorzamos juntos y compartimos ese espacio que durante la rutina diaria  no solemos tener dado que nos encontramos en nuestros respectivos trabajos y nuestros hijos en la escuela.  Es conveniente evitar el uso de tecnología durante el mismo, generando un espacio de encuentro e intercambio familiar.

*Después de almorzar, tomamos un tiempo de relajación o dispersión tranquilo. Es un buen momento para reflotar aquellos juguetes que hace tiempo no se usaban, leer un libro o  incorporar un soporte tecnológico, sobre todo para los adolescentes del hogar.

*Más tarde, organizamos cosas de la casa y entre todos, hacemos limpieza, orden y desinfección de la misma.

*A media tarde, nos tomamos 1 hora para hacer actividades físicas o jugar activamente para descargar y renovar las energías. NO es necesario tener un GRAN espacio para lograrlo. Podemos bailar, correr los muebles del living y organizar un juego sencillo que implique movimiento físico y de descarga.

*Merendamos y  después de la merienda,  incorporamos algún juego tradicional o simplemente, dejamos espacio y tiempo exploratorio.

¡¡Llega la hora del baño!!

 Los adultos preparamos  cena. En ocasiones lo niños y/o jóvenes de la casa  pueden colaborar en la elaboración de la misma o en alguna actividad relacionada: poner la mesa, por ejemplo.

*Cenamos, miramos una película , por ejemplo  y a dormir.

 

Desde el Equipo queríamos decirles que los acompañamos. Estamos para resolver cualquier duda. Para  eso, les dejamos disponibles nuestros mails y en caso de ser necesario podemos coordinar alguna reunión por la aplicación zoom para atender cuestiones particulares relativas a la escolaridad de sus hijos.

angeles.gongora@culturalroca.edu.ar 

laura.martinez@culturalroca.edu.ar